La censura en Sailor Moon

Hoy vengo a hablarles de un tema que en los años noventa tuvo poca difusión porque, en realidad, el mundo no estaba tan conectado a Internet como lo está hoy en día. Era, más bien, que algunos privilegiados en Latinoamérica podían acceder a ese servicio por la falta de tiraje de cables e inversiones.

Ahora bien, resulta que en los noventa fue que se gestó la idea de Sailor Moon, archiconocido por su anime que se estrenó en el mismo año que el manga: 1992. Encargada de animar dicha serie fue Toei Animation que ha realizado versiones animadas de importantes autores, tales como Go Nagai (Mazinger Z), Eiichiro Oda (One Piece), Shotaro Ishinomori (Kamen Rider), Masami Kurumada (Caballeros del Zodiaco), Akira Toriyama (Dragon Ball), Leiji Matsumoto (Galaxy Express 999) y Kyoko Mizuki (Candy Candy), entre otras.

Seguir leyendo “La censura en Sailor Moon”

Anti-autoayuda

Una cosa es que un hombre en la cárcel comience a especular por el sentido de la vida en general, sobre todo cuando fue acusado de sodomía y cree una irónica versión de la vida, tan personal como sus propios escritos que mantuvieron su vigencia durante cientos de años; otra cosa muy distinta es que un hombre cuyo único mérito es divagar sobre cuestiones que hasta un niño podría apreciar, reciba un premio Nobel por sus trabajos y, como si esto fuera poco, fuera reconocido como Caballero de las Artes y de las Letras. ¡Es un acto de total injusticia! Si a Sócrates le otorgaron cicuta por sus pensamientos, lo mínimo que merece este buen hombre por ser un best-seller a nivel internacional es que le otorguemos la misma distinción, ¿no creen?

Seguir leyendo “Anti-autoayuda”

Carrie en un mundo de veganos

El otro día me planteaba, ya que están todo constantemente comentando los beneficios de ser vegano, el qué sucedería con un personaje emblemático de los libros tal como es Carrietta “Carrie” White de Stephen King visto desde el veganismo. Desde que leí a alguien hablar sobre las vacas y el derecho a la no explotación me han surgido varias dudas. Sí, esto fue real por si se lo están preguntando.

Por cierto, el corrector ortográfico ya me quiere corregir esa palabra por “vaginismo”, “mecanismo” o “tetanismo”.

Seguir leyendo “Carrie en un mundo de veganos”

Mis besos me hacen una cualquiera

Esta es una visión muy personal, sólo para mi hedonista disfrute. Cualquier parecido con algún relato… lo hizo un mago.

Condenadamente sexy, altiva, irasciva, orgullosa. Así es ella.

Haré una aclaración en este momento, sobre mí, no sobre ella (porque este libro se trata de mí, sobre mis inquietudes y amoríos, sobre mí, sobre lo que yo pienso que es el mundo, yo, yo… y la fábrica de yoyo). Me gusta escribir como memo. Sí, un memorándum. “Yo. Ser. Escueta”. Así. Y sobre mí también.

La señorita… perdón, estoy escribiendo correctamente y esto no va así sino estilo memo. Comencemos de nuevo.

La Srita. (se lee “srrita” como “zorrita”) Trenet se todos los días me saca de quicio con sus aires de superioridad. —No es que yo sea una histérica, aunque un par de veces me pongo bastante violenta, mi psicólogo me dice que es una etapa… yo le dije que me las pagaría—. Ella contonea las caderas sensualmente, es su juego, sólo que no me gusta que yo, siendo tan perfecta, tenga que compartir las miradas con ella. Soy como el universo, ya saben, la Tierra y todo lo demás girando a su alrededor. A ella le encanta dejar a todos en un charco de baba… y ese es mi papel.

Tres, dos, uno. Soy psíquica, ella me llamará porque soy yo, la que sigue aquí, soy yo te lo digo a ti.

Seguir leyendo “Mis besos me hacen una cualquiera”

Vuelve, oh musa

Háblame, oh Musa, de aquella mujer de multiforme ingenio que, después de destruir la sacra ciudad de Troya, anduvo peregrinando larguísimo tiempo… en busca de su inspiración. ¡Oh, la musa ha desaparecido teñida entre las tinieblas de la nebulosa desidia!

¿Las ideas han desaparecido?

Resulta ser que, como los argentinos somos de todo un poco y sin duda tenemos una creatividad rebosante, he decidido hacer el modesto intento de devolverles la musa a quienes quieren escribir un libro con algún ingrediente (o completamente relleno) de romance. Y para ello he hecho esta selección:

Seguir leyendo “Vuelve, oh musa”

La primera oración en los libros

Siempre hay alguien que desea ser escritor y piensa, carcomiéndose las neuronas, cómo es que los grandes autores consiguieron tal apelativo ya que, según los mismos editores afirman, no existe una fórmula del éxito.

Por supuesto que a través del tiempo, las cosas han cambiado muchísimo. Antes, podíamos observar cómo un autor era casi un bardo, relatando los hechos en sus páginas con cierto tono cantarín, con una mezcla acertada de inteligencia conjugada entre un par de palabras. A veces, las mismas traducciones arruinan esa sonoridad, lo cual es una pena, pero necesario para la comprensión de lectores que no comprenden el idioma original.

Seguir leyendo “La primera oración en los libros”

Traducir al borde de un ataque de nervios

La mayoría de los mortales consideran que un traductor es uno de esos seres horrendos, cuasi desfigurados que se ocultan de la luz del sol que perce comme un poignard (perfora como un puñal), como decía Morticia Adams en su célebre frase. Pero nop.

Al menos en mi caso, ni siquiera estoy sola al momento de traducir, lo cual conlleva algunas situaciones muy divertidas.

Seguir leyendo “Traducir al borde de un ataque de nervios”