La censura en Sailor Moon

Hoy vengo a hablarles de un tema que en los años noventa tuvo poca difusión porque, en realidad, el mundo no estaba tan conectado a Internet como lo está hoy en día. Era, más bien, que algunos privilegiados en Latinoamérica podían acceder a ese servicio por la falta de tiraje de cables e inversiones.

Ahora bien, resulta que en los noventa fue que se gestó la idea de Sailor Moon, archiconocido por su anime que se estrenó en el mismo año que el manga: 1992. Encargada de animar dicha serie fue Toei Animation que ha realizado versiones animadas de importantes autores, tales como Go Nagai (Mazinger Z), Eiichiro Oda (One Piece), Shotaro Ishinomori (Kamen Rider), Masami Kurumada (Caballeros del Zodiaco), Akira Toriyama (Dragon Ball), Leiji Matsumoto (Galaxy Express 999) y Kyoko Mizuki (Candy Candy), entre otras.

Hablando seriamente, la serie es un reciclaje de Codename wa Sailor V (quién a posteriori sería conocida como Sailor Venus) del año anterior y de la misma autora. Sólo que en Kodansha, la editorial que la publicaba, se le acercó alguien a Naoko y le dijo que hiciera algo parecido a los Power Rangers, con los colores y eso. Así nació Sailor Moon y el séquito de guerreras protectoras de los planetas reconocidos hasta esa época, de Venus a Plutón.

Haruka y Michiru
haruka y michiru kiss manga
Haruka y Michiru en el manga

El problema nacería dos años después del estreno de Sailor Moon. Si la obsesión de Takeuchi de controlar hasta el más mínimo detalle de la adaptación de sus obras nacería ahí o no, no lo sé, lo que sí estoy segura es que ella quedó shockeada cuando vio finalmente la aparición de Haruka (Sailor Uranus) y Michiru (Sailor Neptune) en el anime. Haruka se creó como contraparte del novio de Usagi (Sailor Moon), dándole una personalidad más bien fuerte, y como opuesto complementario de Michiru. Claro que había cercanía, puesto que todo se basa en los planetas, Urano y Neptuno han estado estrechamente relacionados desde siempre, eso no cambiaría.

¿Pero qué hizo Toei con la relación de estas dos chicas? Bueno, las convirtió en amigas muy cercanas. Porque, claro, no podían permitir que dos lesbianas (o bisexuales o lo que fuere) se mezclasen con las chicas en una franquicia tan exitosa. De hecho, la cosa fue llevada aún más lejos según la locación:

  • en la traducción italiana Haruka y Michiru son buenas amigas, casi hermanas;

  • en Francia dijeron que Michiru sólo pretendía ser la novia de Haruka para proteger sus identidades;

  • en la mayoría de Europa dijeron que eran buenas amigas y; finalmente,

  • en Canadá las trataron de primas y no se olvidaron de mencionar el hecho de que Michiru tuvo NOVIO, sí, con O.

Eso aunque en la YuriCon, su presidenta y fundadora Erica Friedman, las haya descrito como “una de las parejas más románticas, divertidas y graciosas del yuri”.

Haruka Michiru anime
Haruka y Michiru en el anime

Apenas una censura mundial que fue aplicada porque creyeron que el target de la serie era para descerebrados mentales y porque también trataron a sus fans de idiotas. Vamos, en el primer capítulo que Haruka aparece en el anime vestida con uniforme de varón, anda flirteando con Usagi, Minako y, si mal no recuerdo, Rei también… hasta que aparece Michiru, claro. Y la encantadora Michiru de vez en cuando flirtea con Mamoru, novio de Usagi, o incluso con Seiya en la última temporada, porque la chica no se priva de nada.

¿Acaso no estuvieron al borde de las lágrimas cuando finalmente aparecen los talismanes de Haruka y Michiru? ¡Ahh! ¡Esa escena! ¡Malditos japoneses que hacen que uno ame así a los personajes! El capítulo deja a más de uno pasmado y notando (para los más ciegos) por primera vez la calidad del amor de esas dos Sailor Scout que, entre medio de flashbacks, casi gritan por sí solas. Ahí no se puede disimular nada.

Sailor StarLight

Una vez que todos estuvieron bien indignados con los cambios, incluyendo a Naoko Takeuchi, Toei no se preocupó demasiado. Con las Sailor StarLight volvió a repetir la fórmula: esas chicas que iban todo el día vestidas como hombres, se presentaban como un trío musical de hombres y asistían al mismo colegio… les debió dar un infarto. Sin embargo, lo cambiaron para que, mientras que no se transformasen en Sailor fueran hombres, pero una vez transformados serían mujeres (¿?). ¡Solucionado! Así que de estos nuevos personajes, Seiya claramente está enamorada de su propia princesa, accidentalmente se topa con Usagi-chan y, bueno, empieza a perseguir a la chica. Lo gracioso es que hasta el día de hoy a las fans les gusta más Seiya y cómo trata a Usagi que el ejemplo masculino de la serie, Mamoru. “Seiya la trataba mejor” comentan, sí, claro, pero bueno… es lo que hay.

Haruka vs Seiya
Haruka vs Seiya

¿Y qué hay de la escena de Michiru, el vestido y Seiya? Imperdible la cara que hace Haruka al entrar repentinamente y verlas así. Más claro, echale agua.

Pero Sailor Moon, un mundo repleto de mujeres no se ha quedado ahí, no. Sigue.

¿Eran heterosexuales?
Rei Minako manga
Rei y Minako en el manga hablando con Yaten

Ami (Sailor Mercury) ha sido acusada de tener enamoramientos con mujeres; Rei (Sailor Mars) se muestra extremadamente cercana a Minako (Sailor Venus) en el manga, lo cual no sería ilógico porque Marte y Venus han sido acusados de amantes en muchas mitologías y, como sabrán, la serie toma aspectos de la mitología para su propio desarrollo. Makoto (Sailor Jupiter), bué… Makoto-chan, la chica que es más varonil de las Inner Senshi de todas, que sabe karate y cocina, que es la más alta y la que menos fortuna ha tenido en el amor, quién tiene un enamoramiento fugaz de Haruka que perdura un capítulo entero y es declarada por los fans oficialmente como “en el closet”.

En la película de Sailor Moon R, poco puede hacer Toei por ocultar que el malo de turno, Fiore, está profundamente enamorado de Mamoru. ¡Oh, Dios mío! ¡Pero si son dos hombres!

Otro hombre, Zoisite, también demostró una profunda obsesión para proteger al Príncipe Endymion, alias Mamoru. Ese mismo Zoisite después sería visto muy cercano a Kunzite, otro hombre… pero en el anime no censuraron su relación homosexual implícita.

Así que, concluyendo, tal parece ser que a Toei lo que le molestaba en realidad eran las lesbianas, no así los gay. O, por lo menos, les molestaba que las protagonistas tuvieran amoríos entre sí y las hacían pasar por buenas amigas. Todo ello aunque Japón tenga una mentalidad más abierta que la occidental y, evidentemente, más abierta incluso que países que consideramos “liberales” como Francia. A quienes tuvieron la fortuna de ver la versión mexicana, felicitaciones, hemos sido bendecidos.

Es gracioso ver cómo quienes eran niños cuando vieron esta serie, de grandes se sorprendan por la cantidad de mentiras y basura que en realidad tenía, no por la autora, claro está. Pasar décadas creyendo una cosa cuando en realidad era otra. Y es que, aunque fueran lesbianas todas las Sailor, el ambiente que creó la autora lo naturaliza sin exagerar. Es y punto. Los amoríos son secundarios en toda la serie, aunque las batallas en sí se ganen gracias al poder del amor, la esperanza y los buenos sentimientos.

“Las chicas son guerreras” era la frase que se reiteraba hasta el hartazgo, lo demás (como la censura) está de más.

Anuncios

¿Tienes algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.